Un recuerdo especial

family having fun Todos tenemos momentos es nuestra vida que son inolvidables y que nos gusta no solo recordar, sino compartir con nuestros seres queridos: un día de campo, nuestra luna de miel, una fiesta en familia, aquel viaje a París…

Y cuando hacemos un álbumcon nuestras fotos preferidas no queremos que sean las típicas fotos aburridas de siempre, con un monumento detrás de nosotros o un atardecer o una comilona en un restaurante. Queremos innovar, que sea diferente, que no se haya visto nunca antes, para que esos recuerdos además de ser inolvidables, sean divertidos y no nos cansemos de mirarlos nunca.

Para ello hay empresas que se dedican a hacer de nuestros álbumes de fotos algo especial, podemos bajarnos un programa para diseñar nuestro álbum gratis. Y no solo es colocar cuatro o cinco fotos en una página y ya está. Podemos colocarlas de lado, a página completa, poner dos o tres en la misma página, escribir qué sitio es para que no se nos olvide o poner una frase o reseña para alguien especial, cambiar el color de las páginas y hasta el de las fotos pudiendo aplicarles un filtro en sepia o en blanco y negro. También podemos hacer como si la foto fuera antigua, enmarcarla con bordes muy divertidos y de muchos colores, e incluso ponerles personajes y animalitos, o poner bocadillos como si las personas de la foto estuvieran hablando o pensando en sus cosas.

La verdad es que se pueden hacer tantas cosas que cada álbum es siempre distinto, además es una buena actividad para hacer en familia ya que es divertido estar jugando con los colores de las cosas, poner animales de dibujos o escribir frases. A todo el mundo le va a encantar.

Y lo mejor de todo es que te puedes bajar el programa gratisy tenerlo en el ordenador para poder creas otros álbumes divertidos y con la marca especial de tu casa.

Se debe colocar la cuna en la habitación sí o no

Después de regresar de maternidad, muchas madres quieren estar lo más cerca del bebé en su cuarto, pero es esto correcto? La realidad es que al nacer dormir en la misma habitación con el bebé todo el mundo pensaba que era normal. Ahora vas a saber que tal pensar no es el más correcto, pero ¿por qué?

Dulce sueño: por no ser más “dentro de ti”, usted se preocupe por él. Te despiertas por la noche pensando que podría estar despierto o quién necesita algo, pero comienza arruinar su sueño y probablemente despertar al bebé, provocando gritos sin necesidad.

Un buen consejo para las madres que duermen “con un ojo cerrado y uno abierto” es instalar el monitor del bebé en la habitación de su bebé, así podrás seguir escuchando el sonido de su aliento, sin interferir en la creación del espacio individual de tu hijo.

Y lo más importante: no eliminar la intimidad de la pareja, porque la mayor parte del tiempo con la llegada del bebé, papá termina durmiendo en el sofá y esto abre la puerta a algunos problemas maritales.

Claro que si el bebé un día está enfermo se puede llevar la cuba del bebé a la habitación y darle un cuidado más cercano, pero ojo, que esto no se haga costumbre tampoco, el bebé debe saber desde la más tierna edad que su habitación es su espacio individual.

Para ocasiones como esa sería bueno tener una mini cuna, que también la puedes usar para cuando salgas fuera de la casa a otro lugar y quieras que tu bebé duerma cómodo, ejemplo de ello si vas a un hotel de fin de semana, o si vas a la casa de unos amigos o familiares. En dado caso la mini cuna es muy practica así como cuando el bebé este enfermo y quieras estar con el en tu habitación.

Imagen de https://www.bebesvictoria.es

El segundo hombre en pisar la luna

El segundo hombre en pisar la luna fué Edwin E. Buzz Aldrin (n. Monclair, Nueva Jersey, 20 de enero de 1930) fue astronauta de la NASA y la segunda persona en pisar la Luna en la legendaria misión del Apolo XI.

Aldrin asistió a la Academia Militar de los Estados Unidos en West Point, y entró a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos donde recibió entrenamiento como piloto en 1951. Aldrin voló en 66 misiones de combate en aviones F-86 durante la Guerra de Corea, destrozando dos MIG-15. conocido por todos a través de su sobrenombre, “Buzz”, Aldrin fue además una de las figuras más importantes en el logro del Programa Apolo con el cual los estadounidenses llegaron a la Luna en 1969, venciendo a los soviéticos durante la carrera espacial.

Aldrin se convirtió en astronauta durante la selección del tercer grupo de la NASA en octubre de 1963. El 11 de noviembre de 1966 voló al espacio a bordo de la Gemini XII, un vuelo de 4 días de duración en el cual orbitó 59 veces alrededor de la Tierra, terminando exitosamente el Programa Gemini. La selección de astronautas resultó ser la adecuada ya que Aldrin fue una de las figuras más importantes trabajando durante el Proyecto Gemini para el problema del acoplamiento de naves en órbita terrestre o lunar. Sin estos entrenamientos las misiones Apolo nunca podrían haberse concretado. Aldrin, que tenía un doctorado en astronáutica del Instituto de Tecnología de Massachusetts, estaba perfectamente calificado para este trabajo, y sus inclinaciones intelectuales le aseguraron llevar a cabo sus tareas con gran entusiasmo.

Sistemático y laborioso, Aldrin trabajó para desarrollar herramientas y procedimientos necesarios para lograr el encuentro y acoplamiento espacial. Aldrin también fue una figura central para establecer los métodos necesarios para llevar a cabo las actividades extravehiculares (EVA) que los astronautas realizan fuera de sus naves. Este fue otro de los avances críticos para el éxito de Apolo.

Aldrin sobre la superficie lunarAldrin fue elegido como piloto de la tripulación de la misión de Apolo XI. De esta manera el 20 de julio de 1969 lograron cumplir con el mandato del entonces presidente John F. Kennedy, que había establecido enviar a los primeros estadounidenses a la Luna antes del fin de la década de 1960.

Aldrin fue la segunda persona en pisar la Luna después del comandante de la misión, Neil Armstrong, y los dos pasaron cerca de 20 horas sobre la superficie lunar antes de regresar al módulo de comando Apolo, donde Michael Collins les esperaba para emprender su viaje de retorno. La nave y sus exploradores regresaron a la Tierra el [24 de julio]] de 1969. Pese al éxito logrado con la llegada a la Luna, Aldrin entró en una profunda depresión poco tiempo después de su regreso y en unos meses más tarde empezó a tener problemas con el alcoholismo. Gracias a un duro tratamiento Aldrin pudo recuperarse y convertirse en la personalidad pública que es hoy en día.

En 1971 Aldrin regresó a la Fuerza Aérea y se retiró un año más tarde. Escribió dos libros importantes sobre sus actividades en el programa espacial de Estados Unidos. En Return to Earth (1970), Aldrin rememora el vuelo del Apolo XI. En Men from Earth (1989), discute acerca de la carrera espacial entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.

Edwin Aldrin ha sido un importante analista del programa espacial desde la década de 1960. A diferencia de sus compañeros, siempre ha sido el más expuesto a los medios; ya sea para conferencias en universidades, entrevistas, e incluso conferencias sobre futuros viajes a Marte. Actualmente vive cerca de Los Ángeles, California.

Tras este histórico viaje, fue agasajados junto a sus compañeros por diversos países, recibiendo numerosas condecoraciones, entre ellas la Medal for Freedom del Presidente de los Estados Unidos, la Distinguised Service Medal de la N.A.S.A, o la Air Medal entre otras.

Después de algunas depresiones, que le sumieron en el alcohol, ha logrado salir de la drogadicción y continúa dando conferencias sobre su experiencia lunar y escribiendo libros sobre ciencia ficción. Una de sus frases más controvertida ha sido:.. “Si llegamos a la Luna no fue para estudiarla ni recoger muestras de su suelo, sino para aventajar a los rusos en la carrera espacial. Todo lo demás quedó en segundo plano…”.

Es miembro honorario del American Institute of Aeronautics and Astronautics y ha trabajado en las especificaciones para el diseño del proyecto Space Shuttle, siendo además autor de dos libros sobre el programa espacial norteamericano: “Return to Earth” (1970) y “Men from Earth” (1989).

Aldrin ha recibido numerosas bromas debido a que su madre se llamaba Moon (Luna en inglés) y por haber sido el primer ser humano en realizar “aguas mayores” sobre la superficie lunar.