Pasto artificial

El Pasto artificial y el calor

Untitled-3
Ha habido mucha controversia sobre las superficies artificiales de pasto y su relación con el calor, el sol y las temperaturas. Ha habido afirmaciones de que el pasto artificial y su falta de riego hacen que sea mucho más susceptible al calor y absorción del mismo. Los estudios no han demostrado que hay posibilidades evidentes de que las superficies con pasto artificial aumento de la temperatura durante las estaciones calurosas. Sin embargo, la evidencia de estos estudios no se descarta por completo, ya que este calor o temperatura acumulado puede resultar incómodo para las personas o los animales que entran en contacto con ella, pero debemos saber que hay maneras muy eficientes de refrigeración para el pasto artificial, que lo libre de estos riesgos para todos.

Un estudio en Nevada sobre el calor y el pasto sintético, reveló que la radiación solar y la temperatura del aire, no fue causa para que hubiera fluctuación de la temperatura en relación a otras superficies con el mismo grado de exposición. Otro factor que influye significativamente en la temperatura que puede alcanzar el pasto sintético, es el tipo de relleno utilizado debajo del pasto. Se observó que existe una posible falta de transferencia de calor de fibras de hierba artificial con el relleno, evitando la disipación de la temperatura que se acumula a lo largo del día. Por lo tanto, los diferentes materiales utilizados para diseñar el césped podrían ser los factores importantes en la retención de calor.

Muchos productos de pasto artificial modernos están recubiertos con protección UV que soporta el calor, el sol y otros efectos dañinos aumentando la disipación de la temperatura y favoreciendo su uso en climas muy cálidos. Estos productos están diseñados para desviar el calor y reflejar los rayos del sol, evitando las posibles molestias a las personas y animales. En segundo lugar hay diferentes tipos de relleno que ayudan a combatir el calor, como el relleno granulado de color claro.

La cerámica de Terracota

 

Aparte de provenir de la arcilla como tal, la terracota es la arcilla modelada que se ha endurecido a través de hornos, es fundamental de los trabajos que se realizan en cerámica, utilizando tanto para recipientes como para las realizaciones de esculturas y decoración arquitectónicas, todo este tipo de trabajo fue realizado desde los siglos III Y II antes de Cristo. Se utilizó para la elaboración de sarcófagos también, a través de la historia fue empleado como complemente en el cuarto milenio antes de Cristo.

La terracota vendría siendo un tipo especial de porcelana o cerámica, elaborada por su aspecto y textura cruda y natural. Básicamente es una cerámica blanca común, tratada con fuego pero sin vidriado aunque esto puede parecer como si fuera a resultar en un aspecto inacabado, de hecho lucirá bastante refinada, esto es por el suave color marfil y sus formas delicadas. Hoy en día el término de terracota se suele usar para describir todo tipo de cerámica blanca y sin vidrio.

Figuras de cerámica artesanalesLa elaboración de este tipo de ceramica en horno convencional, debe estar hecha de arcilla blanca de cocido lento la cual consta de arcilla normal que usa temperaturas mucho más altas de las que puede proporcionar un horno convencional para su elaboración.

Para su elaboración se debe inspeccionar primero la pieza de terracota antes de cocerla. Asegúrate de que no haya grietas o marcas en la pieza. Enjuágala para quitar cualquier tierra o polvo de la superficie, especialmente si hay pequeñas arrugas y agujeros que puedan recoger partículas de polvo, asegúrate de secar la pieza al aire antes de ponerla en el horno.

Debemos precalentar el horno a 250 grados Fahrenheit, estos son 121 grados Celsius, se deja al vacío durante al menos 10 minutos. De este modo conseguirás una temperatura uniforme en todo el horno y lo prepararas para el proceso.

CÓMO DECORAR ROMÁNTICAMENTE

 

Si eres un romántico o romántica y deseas darle un toque de amor y pasión a ese o esos espacios que tanto tu gustan dentro de tu pasa, pero que necesitas renovarlos, o quizás estás construyendo tu propio hogar, y tienes pensado dejar un sitio dentro de la misma con un toque romántico y pasional, pues bien, aquí te daremos los pasos a seguir y las distintas maneras y formas de llevar a cabo esta decoración sin gastar demasiado dinero.

 

Plantas y flores

Un clásico, decorar con plantas, y especialmente con flores, es un clásico desde hace mucho tiempo, son muy importantes y esenciales a la hora de agregarle un toque romántico natural al espacio, un toque especial a tu hogar. Puedes incorporar plantas de toda estación, o plantas y flores que florezcan en cierta temporada. Los motivos florales también son muy bonitos, ya sean naturales o artificiales, de papel. No sobrecargues el espacio, menos es más en todas las situaciones de la vida, hazlo con equilibrio, mucho ruido visual contaminará totalmente la decoración.

 

Tonos rojos y rosados

Los colores y tonos que caracterizan a San Valentín, a todo lo que se rodeo de pasión y amor, el rojo intenso cargado de poder y el rosa, la tranquilidad de la mujer. Debes tratar de no saturar si tu opción es poner estos colores, son tonos fuertes, por lo tanto debes incorporarlos en reducidas cantidades, en ciertos elementos y espacios marcados y delineados, como detalles, un rojo que se cargue de pasión.  Si deseas utilizarlo en más cantidad, úsalo en tonos más claros que no carguen tanto la visual de la persona, de esta manera podrás jugar mejor con la paleta de colores. Puedes combinarlo con blancos y rosados, siempre hablando de decorar con romanticismo.

 

La iluminación, lo más importante

Tu hogar, tanto el interior como el exterior, debe estar bien iluminado, habiéndolo pensado sutilmente. Especialmente si lo queremos decorar románticamente, la iluminación es esencial para crear este efecto, debe ser una luz cálida que provoque incertidumbre y sea pasional. Un tono suave color amarillo, con lámparas en distintas zonas pensadas y logradas para los lugares que sean necesarios, para lo demás puedes utilizar velas.

 

Velas y candelabros

Las velas, la clave de toda cita y espacio romántico, aportan calidez y privacidad, lo íntimo. Velas de distintos tamaños y diseños, una simple decoración del espacio. Un candelabro antiguo es un elemento que renace el amor, este artefacto antiguo ha sido por mucho tiempo un accesorio que motiva lo romántico, recrea un aspecto gótico mezclado de romanticismo sin igual.

 

Arte, muebles y fotos.

Lo que aporta un mueble, al estilo victoriano, conforme y enmarcado en un estilo elegante y ecléctico con mucho romance para expresar. Sillas y sofás que cuentan con un diseño de respaldo al cual le puedes incorporar un rosado claro que lo llene de personalidad, corpóreos en madera.

Puedes utilizar fotos con recuerdo de alguna persona a la que le tienes mucho cariño, puedes optar por revelarlas en blanco y negro. Puedes utilizar cuadro en madera victoriana, esto resaltará y ayudará a crear un ambiente mucho más pasional y con mucha más vida, diferentes toques y puestas en escena que harán de tu espacio, un lugar con mucho romanticismo.